martes, 30 de agosto de 2011

Cake húmedo de mermelada de pera

Bueno, aquí estamos, entrada programada, espero que se publique, jeje, espero que sólo sea esta la que tenga que publicar así y dentro de dos días ya esté de vuelta ;) De todas formas, no quería irme sin dejar este cake a vuestra disposición para la vuelta al cole :D



Es muy húmedo, así que es apto sólo para aquellos a los que les gusta esta textura y que no buscan un bizcocho esponjoso, porque éste no lo es. A mí me encanta, tanto para tomar mojado en el colacao como así tal cual con un vaso de leche.


También podemos cambiar la mermelada para adaptarlo a la que tengamos en casa o a la que más nos guste. En esta ocasión usé mermelada de peras que hice este verano con la remesa de peras que trajimos a casa, y la verdad es que esta mermelada le viene de maravilla, pero lo dicho, si no tenéis podéis usar la que queráis ;)

Ingredientes:

-250gr harina
-1/2 sobre de levadura
-1 pizca de sal
-100gr margarina
-100gr azúcar
-3 huevos
-200ml nata
-150ml mermelada

Preparación:

Batimos la margarina con el azúcar hasta que quede una crema, añadimos los huevos de uno en uno y batimos entre cada adición.

Añadimos la levadura y la sal y batimos para que se integren bien.

Ahora añadimos la mermelada y batimos.

Por último añadimos la nata y la harina alternándolos y batiendo entre cada adición (echamos nata, batimos, echamos harina, batimos, echamos nata, batimos, etc).

Ponemos en nuestro molde enharinado y lo llevamos al horno a 180º (precalentado) durante 30 o 45 minutos. Ya veis que me quedó bajito al meterlo en este molde, así que si lo queréis más alto debéis ponerlo en uno algo más pequeño ;)

domingo, 28 de agosto de 2011

Tortitas de buttermilk con sirope de grosellas

Domingo ya, y mañana vuelta a la rutina de nuevo, casi casi se termina mi verano, estos días iré de vuelta a mi ciudad, pero espero poder dejaros alguna entrada programada ;) Si no puedo... espero que perdonéis mi ausencia, pero en pocos días vuelvo ya :D

Y como es domingo, qué mejor que unas tortitas para terminar con buen pié este fin de semana, no? Sabéis cuánto adoro las tortitas para desayunar, así que siempre que puedo me las preparo :D


Esta vez las hice distintas añadiéndoles el toque de buttermilk, pensaba que se notaría más su sabor, pero no, le da un toque distinto y quedan muy muy ricas ;) Además el sirope de grosellas le da ese toque un poco dulce un poco ácido que pega tan bien con estas tortitas, vamos, que os aconsejo prepararlas y así podréis dar vuestra opinión :P

Ingredientes:

-100gr harina
-200ml buttermilk*
-1 huevo
-2 cucharadas de azúcar
-1/2 sobre de levadura
-1 cucharada de aceite

*Para hacerlo en casa poner 200ml de leche en un recipiente y añadir un par de cucharadas de zumo de limón, dejar reposar 15 minutos hasta que se corte.

-20gr grosellas
-1 cucharada de agua
-3 o 4 cucharadas de azúcar

Preparación:

Empezamos por el sirope, que desde luego podéis tener preparado del día anterior y guardarlo en la nevera, se conserva durante bastante tiempo ;)

Ponemos en una sartén las grosellas, el azúcar y el agua, y lo llevamos al fuego, lo ponemos bastante fuerte, y vamos removiendo para que el azúcar se valla caramelizando, estamos así durante 4 o 5 minutos removiendo continuamente y con cuidado de que las grosellas también se muevan o si no se quemarán.

Pasado ese tiempo bajamos el fuego y nos ayudamos con nuestra espátula o cuchara de madera y vamos aplastando las grosellas para que salga todo su jugo, cocinamos durante otros 5 minutos más y luego colamos nuestro sirope y lo dejamos enfriar. Lo utilizamos tal cual o lo guardamos en la nevera.

Para las tortitas empezamos batiendo el huevo con el azúcar, añadimos la levadura y volvemos a batir, añadimos el aceite y batimos, añadimos la harina y removemos bien y nos ayudamos del buttermilk para ir batiendo la mezcla poco a poco y que se vuelva más líquida. Cuando tengamos una masa homogénea pasamos a hacer las tortitas.

Ponemos en nuestra plancha o sartén un poco de aceite untado con papel de cocina, o margarina, o mantequilla. Calentamos la sartén y echamos un cacito de nuestra masa, cuando empiece a hacer muchas burbujas por la superficie le damos la vuelta con un par de espátulas metálicas y cocinamos uno o dos minutos por el otro lado, cuando esté lista la tortita la sacamos a un plato y hacemos lo mismo con el resto de la masa.

viernes, 26 de agosto de 2011

Mousse de lima

Viernes ya, para muchos el comienzo de un fin de semana, así que para celebrarlo y empezar con buen pié el finde os traigo esta mousse de lima, que se prepara en 5 minutos (literalmente) y cuyos ingredientes son fáciles de encontrar y tener en casa por lo que nos puede sacar de un apuro ante unos invitados inesperados ;)


La receta inspiración de la de Directo al paladar. En cuanto la vi recordé una mousse de limón que hacíamos hace muchos años en casa de mi abuela, en verano nos juntábamos muchos familiares en su casa y preparábamos una mousse como la que os traigo hoy, pero con limón en lugar de lima y doblando las cantidades, jeje. Tras ese recuerdo no me quedó otra que prepararla pero para hacerla un poco distinta la preparé con limas, si no tenéis, con limones quedará igualmente fenomenal ;)

La preparación no tiene nada, mezclar todo y listo. Es casi mágico, porque partimos de una crema líquida, pero con unas horas de frigorífico se convierte en una textura perfecta.

Evidentemente no es una mousse en toda regla, pero es una maravilla que nuestro paladar y nuestro estómago agradecerá, no tanto nuestros michelines, jeje

Ingredientes:

-3 limas
-4 yogures griegos
-500ml leche condensada (o al gusto)

Preparación:

Ponemos los yogures en un bol, los batimos un poco con una varilla de mano, añadimos la leche condensada y batimos de nuevo.

Ahora añadimos la ralladura de dos limas, mezclamos bien y por último añadimos el zumo de 3 limas. Removemos bien por última vez y lo pasamos a nuestros vasos de presentación, lo llevamos a la nevera y lo dejamos cuajar unas horas, aunque está mejor de un día para otro.

En esta ocasión como el postre era "para llevar" lo preparé en vasitos de papel, de los de las fiestas de cumpleaños ;)

miércoles, 24 de agosto de 2011

Bollitos "preñaos" de chorizo

Vamos a poner una receta salada, rapidita para una tarde de picoteo, que aunque se esté acabando el verano aún nos quedan algunas tardes que aprovechar para estar con los amigos o familiares disfrutando del calorcito, del buen tiempo, de la compañía, y cómo no, de la comida :)


Son facilísimos de hacer, la masa del pan es básica. Se amasa muy bien, son fáciles de rellenar, vamos, que no tiene complicación. Con las cantidades que os indico os salen 12 bollitos tamaño bocado (bueno, aproximadamente), así que podéis doblar o triplicar las cantidades si lo necesitáis ;)

En cuanto al color, a mí me gustan poco dorados, por eso los míos salen así pálidos, no precaliento el horno, los meto directamente, enciendo el horno y dejo que se horneen. Pero si a vosotros sí que os gusta que queden doraditos entonces precalentáis el horno antes de meterlos y listo ;)

Ingredientes:

-150gr harina normal
-150gr harina de fuerza
-1 cucharadita de sal
-1 cucharada de aceite
-140ml agua
-12gr levadura fresca
-Chorizo para rellenar

Preparación:

Ponemos las harinas en un bol con la sal, mezclamos. Hacemos un volcán en el centro y añadimos el aceite y el agua con la levadura disuelta en ella. Amasamos hasta que nos quede una masa homogénea y no pegajosa. Si nos quedase pegajosa añadimos harina, si nos quedase seca y quebradiza añadimos agua. Una vez hecha la ponemos en un bol tapado con un trapo y lo dejamos hasta que doble su volumen. 1 hora o algo más, depende de la temperatura ambiente.

Pasado el tiempo, desgasificamos la masa amasando un poco, cortamos 12 porciones intentando que sean iguales. Amasamos cada porción dándole forma de esfera, la aplastamos con la palma de la mano, rellenamos con un trozo de chorizo y juntamos todos los extremos pellizcando la masa para que no se salga el chorizo. Hacemos lo mismo con el resto, cuando tengamos los bollitos rellenos los colocamos en una bandeja de horno con papel antiadherente.

De nuevo dejamos levar o crecer los bollitos, esta vez con media hora o 45 minutos bastará. Pasado el tiempo, si los queréis pálidos los metéis en el horno, lo encendéis a 180º y los dejáis cocer entre 10 y 12 minutos. Si los queréis más dorados entonces precalentáis el horno antes de meterlos y vigilaréis el tiempo de horneado, que se reducirá.

lunes, 22 de agosto de 2011

Cerditos rellenos de mermelada de moras

A que son una monada!! Es que me encantan! Los he visto ya... vamos, no sabría ni decir la cantidad de blogs en los que los he visto, pero en el que más me he basado tanto en las cantidades como en la forma de hacer los cerdos ha sido en el de Su de Webos Fritos, blog altamente recomendable ;)


He de decir que a mí las masas tipo brioche como ésta no me suelen gustar mucho, las encuentro secas... no sé, ni siquiera haciéndola en casa me convence. Pero es cuestión de gustos, habrá gente que sea al contrario que yo y prefiera un brioche a un pan de leche, yo no lo cambio por nada, jeje :)

Y del resto sin complicaciones, la masa se hace bien sin problemas y lo más problemático es que al cerdo no se le caigan las orejas, pero vamos, que con un poco de paciencia se soluciona en un periquete ;) Y el relleno... pues posibilidades infinitas, esta vez utilicé mermelada de moras caseras de una de las múltiples recolecciones de este verano (la última ayer: 420gr :D). Pero claro está que rellenos de chocolate, nutella, crema pastelera... jejeje, empezamos a salivar no? :P

Ingredientes (6 cerditos):

-250gr harina de fuerza
-250gr harina normal
-1 pizca de sal
-80gr azúcar
-60gr margarina derretida
-1 huevo
-15gr levadura fresca
-220ml leche
-Mermelada para el relleno
-1 huevo para pintar

Preparación:

Deshacemos la levadura en la leche y reservamos.

Ponemos las harinas, la sal y el azúcar en un bol, removemos bien, hacemos un volcán y echamos en él la margarina derretida, el huevo y la leche poco a poco, removiendo sin parar y recogiendo toda la harina de los bordes. Amasamos hasta que quede una masa no pegajosa y homogénea.

Dejamos levar hasta que doble su volumen, yo la he dejado toda la noche.

Una vez ha levado, estiramos la masa, mejor cuanto más finita, como de un centímetro de grosor es lo ideal. Cortamos 12 círculos grandes, con un vaso de boca ancha. Luego cortamos 12 círculos más pequeños, con un vaso de chupito que serán las orejas, y otros 6 círculos medianos que serán las narices.

Ponemos un círculo grande encima de la bandeja de horno (cubierta con papel antiadherente), le colocamos una cucharada de mermelada en el centro, sin pasarnos que si no se nos sale para fuera. Batimos un huevo y pintamos los bordes, cubrimos con otro círculo presionando bien los bordes.

Ahora encima le colocamos la nariz, a la nariz le vamos a poner dos trozos de papel de aluminio enrolladitos para que le aguante la forma de los agujeros de la nariz, este truco lo saqué de Kanela y limón y lo explica muy bien aquí.

Ahora vamos con las orejas, paciencia, cogemos un círculo de las orejas, lo estiramos un poco y lo medio doblamos, para hacer unas orejas caídas. Entonces debería llegar con pegar la oreja a la cabeza del cerdo, a mí no se me pegaba, así que lo que hice fue presionar con los dedos y pellizcar ligeramente la masa de la oreja con la de la cabeza para que se juntaran, y así si funcionó. También hay que pegar la oreja contra sí misma para que nos quede la oreja como caída. Hacemos lo mismo con la otra oreja y ya tenemos un cerdo listo. Ahora igual con el resto ;)

Cuando los tengamos listos los dejamos levar, yo la verdad es que no los dejé mucho tiempo, unos 20 minutos dentro del horno caliente y apagado, pero le hacía falta más tiempo, claro que también temía que si los dejaba más tiempo los cerdos se volvieran deformes... jeje... así que os aconsejo levar la masa más tiempo, pero con precaución ;)

Una vez hayan levado los pintamos con huevo y los metemos al horno a 180º (precalentado) durante 15 minutos, depende del tamaño de los cerdos. Ahora sólo queda dejarlos enfriar y ponerles unos ojos, yo lo que tenía en casa eran lacasitos así que los pegué con un poco de chocolate al cerdo y luego les puse una gotita de chocolate para hacer la pupila. Y ya tenemos unos buenos cochinos para desayunar! :D

sábado, 20 de agosto de 2011

Los regalos de Sugg-r

Ya sé que llego tarde, pero he estado liada, y entre meter las fotos al ordenador, colocarlas un poco decentemente y hacer tiempo para subir esta entrada... uffff. Pero aquí estoy, hace un par de semanas o así me llegó el regalito del sorteo que realizó Rosilet, del blog Sugg-r :)


Cuando vi el paquete... vamos, que ni que fueran los reyes magos, mucho mejor!! Y cuando abrí la caja me encontré con una tarjeta con su logo en la que me agradecía la participación, el haber ganado y vamos, que es un encanto de mujer :D


Luego los regalitos, a parte de los que ya había puesto ella en su blog... me regaló unas galletas hechas por ella que estaban de muerte!!! Vamos... que tuve que hacer un gran esfuerzo para no comérmelas todas ese día, y estuve como una sargento procurando que aguantaran lo máximo posible y la verdad es que creo que conseguí que duraran una semana y seguían tan frescas como el primer día, una maravilla :D

Y luego regalitos: azúcar perlado, fécula de patata, cucharillas medidoras, papelitos para magdalenas (precioooooooooooosos me encantan!! con lo que me gustan a mí los papelillos que ya tengo un montón en una caja pero siempre quiero más!! me vuelven loca y estos son preciosos :D), mermelada de ruibarbo que estoy deseando probar pero lo haré a la vuelta a casa para que con el viaje no se me estropee si la llevo abierta, harina, una caja de galletas deliciosas, palitos para brochetas pequeñas y para decorar y unos moldes para bizcochitos individuales que son una preciosidad :)

Vamos, que sí, que parecía una niña pequeña con zapatos nuevos, pero es que a mí todas estas cosas me hacen muchísima ilusión, ya os digo, hasta que me regalen unos papelillos para magdalenas me hace muchísima ilusión :D

Así que muchas gracias Rosilet por las palabritas que me dedicaste, por lo atenta que fuiste para saber si me llegaba el paquete o no y por haber organizado el sorteo :)

viernes, 19 de agosto de 2011

Cupcakes de frambuesa

Hoy terminamos la semana y empezamos el finde con buen pié, para ello os traigo estos cupakes de frambuesa que preparé para una merienda-cena con amigos hace unas semanas. Como ya empieza a ser costumbre la receta es adaptada de "Cupcakes from the Primrose Bakery" que a estas alturas ya sabéis que estoy totalmente enamorada de él :P

La receta no es tal cual, porque aproveché lo que tenía por casa para hacer los cupcakes pero os aseguro que quedaron realmente bien, incluso los más chocolateros dudaron ante la pregunta ¿mejor los de chocolate o los de frambuesa?, porque en otra ocasión les preparé unos de chocolate que ya os enseñaré.



Así que ya sabéis, tanto para los que no os gusta el chocolate, porque evidentemente no lleva, como para los que sois chocolateros y os negáis a comer cualquier dulce que no lleve chocolate, os lo recomiendo a todos y espero que los preparéis y me deis vuestra opinión ;)

Y sin más os dejo con la receta, espero que paséis un buen fin de semana :D

Ingredientes (13 cupcakes pequeños):

-55gr margarina
-90gr azúcar
-1 huevo
-125gr harina
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato
-65ml leche
-2 cucharaditas de mermelada de frambuesa

-200ml nata
-1/2 sobre de gelatina de frambuesa
-2 cucharadas de azúcar

Preparación:

Batimos la margarina con el azúcar hasta que quede una mezcla cremosa. Añadimos el huevo y volvemos a batir. Añadimos la levadura y el bicarbonato y batimos bien con cuidado de que no queden grumos.

Ahora vamos añadiendo una parte de harina y una de leche alternándolas y batiendo entre cada adición. Cuando tengamos una mezcla homogénea añadimos la mermelada de frambuesa y removemos un poco, ligeramente, no tiene que integrarse, debemos ver la mermelada.

Colocamos la masa en los moldes de magdalenas, ya sabéis que yo pongo los papelitos dentro de flaneras de metal para que suban más y mejor; y llevamos al horno (precalentado) a 180º durante 15 minutos. Cuando estén listos los sacamos de los moldes y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Ahora pasamos a hacer el frosting, para ello ponemos en un bol la nata con el azúcar y la gelatina, y batimos con la batidora eléctrica hasta montar la nata bien firme. Esta vez probé la gelatina del mercadona para hacerlo y no me gustó tanto como otras veces. Cuando esté bien firme la pasamos a una bolsa de las de congelación y la guardamos en la nevera hasta que los cupcakes estén fríos.

Una vez que los cupcakes estén fríos cortamos una esquina de la bolsa y empezamos a decorarlos, acabamos con unos sprinkles y listo :)

Si no vais a servir inmediatamente los cupcakes recomiendo no decorarlos, es mejor poner el frosting solo un ratito antes de servirlos, porque al llevar nata hay que guardarlos en la nevera y corremos el riesgo de que nuestros cupcakes se humedezcan.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Helado de moras

Vamos con otro heladito, y aún queda alguno por publicar, lo que no sé es si me dará tiempo a hacer alguno más antes de volver a casa, pero tiempo al tiempo que todo se andará ;)



Esta vez de moras, ya lo he repetido un par de veces y en casa gusta mucho, la verdad es que el sabor nos recuerda a los boles que nos preparábamos de fresas con nata, aunque claro está, esta vez el sabor es de mora, pero sí que tiene un cierto parecido cuando tomas la primera cucharada: delicioso :)

Es suave, muuuuy cremoso, refrescante, no es empalagoso, y las moras las he cogido yo misma, qué narices!! Esas dos horas y media caminando en búsqueda de moras no me las quita nadie, y ya he ido unas 3 o 4 veces, espero volver en su búsqueda para seguir preparando más postres con moras :D

Ingredientes:

-1 clara
-200ml nata
-100ml leche
-120gr moras*
-100gr azúcar

*La cantidad de moras es más bien al gusto, o lo que tengáis, otra de las veces lo hice con 150gr y me gustó mucho más, si lo preparo de nuevo probaré a aumentar aún más la cantidad de moras para que resalte más su sabor :)

Preparación:

Ponemos las moras en el vaso de la batidora junto con el azúcar y removemos un poco, añadimos la leche y trituramos todo. Reservamos.

Montar la clara a punto de nieve y reservar.

Montamos la nata bien firme y una vez montada le añadimos la clara, mezclamos suavemente con una lengua de gato o lo que nos resulte más cómodo, pero sin bajar la clara ni la nata.

Cuando esté bien mezclado añadimos un poco de la mezcla de moras, removemos bien con cuidado, añadimos otro poco y revolvemos para que se mezcle, y así hasta acabar con el batido de moras.

Cuando esté todo integrado y homogéneo lo llevamos a la heladera hasta que esté cremoso, lo pasamos a un recipiente y lo metemos en el congelador a que endurezca un poco, aunque ya salido de la heladera queda genial :D

Si no tenéis heladera lo ponéis en un recipiente y lo lleváis al congelador, sacándolo y rompiendo los cristales de hielo cada hora, con 3 0 4 veces bastará. Aunque nunca quedará tan cremoso como hecho con la heladera.

lunes, 15 de agosto de 2011

Tarta tropical (sin azúcar)

Bueno, pues para compensar el pastel de la última entrada hoy os traigo una tarta ligera, con fruta y además sin azúcar, no se puede pedir más, no?


Ya veis, una tarta de masa quebrada (que me encaaaaaaaaanta) y un relleno de queso fresco, yogurt y frutas, esta vez he puesto kiwis y piña, pero claro está que las frutas pueden ser las que vosotros elijáis, unas nectarinas o melocotones que están ahora de temporada también tienen que quedar estupendos :)

La única pega es que por los ingredientes que lleva es una tarta que debe consumirse en un par de días o 3 como mucho, ya que si no la fruta se pone fea al ser fresca y el yogurt y el queso pierden propiedades, pero si tenéis un evento o sabéis que la vais a consumir os la recomiendo totalmente :D

Ingredientes:

-250gr harina
-65gr azúcar o 4 cucharadas de edulcorante
-1 huevo
-100gr margarina

-1 yogurt
-250gr queso fresco batido desnatado (mercadona)
-Ralladura de 1 limón
-2 cucharadas de edulcorante
-Zumo de 1 limón*
-Piña
-Kiwi

*El zumo del limón es opcional y recomiendo ponerlo sólo cuando sepamos que la tarta no se va a consumir en el día, así bañamos las frutas cortadas en el zumo de limón antes de ponerlas en la tarta y no se oxidarán tanto.

Preparación:

Hacemos la masa quebrada, para ello ponemos la harina en un bol, añadimos el azúcar o edulcorante y removemos bien, añadimos la margarina a trocitos y desmenuzamos con las manos, nos debe quedar la harina como grumosa. Ahora añadimos el huevo y comenzamos a amasar, si fuese necesario echamos agua poco a poco hasta lograr una masa manejable, no pegajosa y que no se desmigue. Estiramos la masa entre 2 papel film, cortamos del diámetro necesario, cubrimos nuestro molde que habremos untado previamente con margarina y pinchamos toda la superficie de la masa para que no hinche en el horno, la metemos en el horno a 180º durante 15 minutos. Una vez la masa esté lista la dejamos enfriar sobre una rejilla.

Ahora pasamos al relleno, batimos el queso fresco y el edulcorante, comprobamos el dulzor y rectificamos si fuese necesario. Añadimos la ralladura de limón y el yogurt y batimos de nuevo. Lo ponemos sobre la masa quebrada (cuando ésta esté fría).

Cortamos la piña y el kiwi en trocitos y los vamos colocando sobre la superficie de la crema de queso, ponemos en la nevera media hora antes de comer y servimos bien fresquita ;)

sábado, 13 de agosto de 2011

Pastel húmedo de chocolate

Si ya sabía yo, es decir que hace calor y que a ver si aguanta y vuelve el mal tiempo... maldita ley de murphy... pero bueno, al mal tiempo buena cara, y mejor si la cara la acompañas de este pedazo de pastel de chocolate :D


No es ligero, pero tampoco es pesado, porque el bizcocho no es de miga, es de estos que quedan fresquitos, suaves. Claro que luego el puse la crema de chocolate y eso sí, querid@s lectores, no es ligero.. jejeje

Pero el sabor es extraordinario, lo recomiendo 100% porque con una ración más bien pequeña por comensal es más que suficiente, no da mucho trabajo hacerla y la puedes tener hecha con antelación guardándola en la nevera y sacándola un ratito antes ;) La idea y receta del bizcocho la saqué de Foodess y si entráis en su blog y veis la pinta que tiene su tarta ya tenéis la explicación de porqué yo decidí prepararla :P

Ingredientes:

-250gr azúcar
-200gr harina
-85gr cacao en polvo
-1 cucharadita y 1/2 de levadura
-1 cucharadita y 1/2 de bicarbonato
-1 cucharadita de sal
-2 huevos
-230ml buttermilk*
-115gr margarina derretida
-230ml agua caliente

*El buttermil si no lo encontráis podéis hacerlo casero (como yo) añadiendo a 230ml de leche unas gotas de zumo de limón, sólo hay que dejarlo 10 o 15 minutos hasta que la leche se corte y haga grumos, entonces estará listo para usarlo.

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos el molde, enharinándolo bien.

Ponemos el azúcar, la harina, el cacao, bicarbonato, levadura y sal en un bol y los mezclamos. Agregamos los huevos, el buttermilk y la mantequilla derretida. Batimos a velocidad baja un par de minutos, y luego otro par de minutos a velocidad media para que todo se integre bien.

Ahora, sin parar la batidora, añadimos el agua caliente poco a poco.

Cuando ya esté la mezcla homogénea paramos la batidora y con una lengua de gato removemos la masa para asegurarnos de que no queda nada sin mezclar.

Vertemos la mezcla en el molde y lo llevamos al horno a 180º durante 30 o 35 minutos. Cuando esté listo lo desmoldamos con cuidado y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Yo horneé el bizcocho en un molde rectangular bastante grande para luego cortar el bizcocho por la mitad y poner una sobre la otra, pero podéis hacer como nos proponen en el blog Foodess y hacerlo en dos moldes circulares.

Ingredientes cobertura:

-200gr chocolate de postres
-50gr azúcar
-100gr margarina
-50ml nata

Preparación cobertura:

Llevamos todos los ingredientes a un cazo y lo ponemos al fuego removiendo constantemente con una cuchara de madera hasta que todo se derrita y quede una mezcla homogénea, dejamos enfriar (en la nevera si fuese necesario) y cuando tenga una textura manejable pasamos a trabajar con ella.

Si la cobertura la metéis en la nevera debéis controlar el tiempo, si la dejáis mucho se os endurecerá y tendréis que ponerla al fuego de nuevo para que se vuelva más líquida.

Como os dije, yo partí el bizocho en dos, al hacerlo en un molde grande quedó bajito y así no tenía que hacerlo en dos moldes. Puse una mitad del bizcocho en la bandeja de presentación, unté la parte de arriba con la cobertura, una buena capa aunque sin llegar a los bordes. Cubrí con la otra parte del bizcocho y cubrí toda la superficie y laterales con la cobertura de chocolate, dejé enfriar en la nevera y listo.

jueves, 11 de agosto de 2011

Helado de sandía

Parece que el calor ha venido para quedarse (y ahora que digo esto empezará a llover seguro...), así que para afrontarlo qué mejor que un rico helado, y mejor todavía si es con fruta natural y muy muy muy fresquito no? Pues para eso os traigo hoy este helado de sandía, una de las frutas que más me gustan, sobre todo ahora en verano que es cuando mejor está :)


Los helados de yogurt me encantan, como éste de melocotón (ñammmm), así que cuando me propuse hacer el de sandía tenía claro que llevaría yogurt, sin embargo, para que predominara el sabor de la fruta decidí incluir mayor porcentaje de ésta, rebajar el yogurt y así he conseguido un helado con sabor a sandía, fresquito y nada empalagoso.

Vamos, que lo recomiendo a los amantes de la sandía, pero también a los que no les entusiasma porque su sabor mezclado con el resto de ingredientes se transforma, así que lo recomiendo, y si los niños no comen fruta ésta es una buena manera de que lo hagan ;)

Ingredientes:

-500gr de sandía (sin piel y sin pepitas)
-200ml nata para montar
-250gr yogurt griego
-120gr azúcar*

*Depende del dulzor de la sandía, si ésta es muy dulce rebajar la cantidad de azúcar

Preparación:

Montamos la nata y la reservamos.

En un bol batimos los yogures, le añadimos la nata montada con cuidado, con ayuda de una lengua de gato iremos haciendo movimientos envolventes para que ambos ingredientes se mezclen y la nata no se baje.

Ahora ponemos la sandía cortada en trozos en el vaso de la batidora, le añadimos el azúcar y trituramos todo con la batidora, hasta que quede bien mezclado el azúcar y la sandía se haya convertido en zumo.

Añadimos el zumo de sandía a la mezcla de yogurt y nata y con la lengua de gato removemos de nuevo hasta incorporarlo todo por completo. Cuando lo tengamos listo lo pasamos a nuestra heladera y dejamos hasta que se haga, al terminar lo podemos tomar así o meterlo un par de horas en el congelador para que coja consistencia.

Al llevar mucha sandía (que casi todo es agua) se congela bastante, así que para consumirlo en posteriores ocasiones es recomendable sacarle media hora antes del congelador para que se quede más cremoso.

lunes, 8 de agosto de 2011

Pimientos italianos rellenos de tortilla

Habrá que poner una receta salada entre tanto dulce no? Pues aquí os la traigo, ya de mañanita y un lunes, para empezar con buen pié la semana :) Adoro los pimientos italianos, entre los pimientos es mi variedad favorita, y resulta que después de años de aborrecer la tortilla ahora vuelvo a comerla, y no solo eso, si no que la adoro convirtiéndose en uno de mis platos favoritos, eso sí, la que hago yo :P


Estos pimientos son fáciles de hacer, tan fácil como preparar una tortilla que al fin y al cabo es el trabajo que lleva porque luego tan sólo es poner los pimientos al fuego. Y para mi gusto quedan deliciosos, el pimiento bien hecho y la tortilla no se reseca en exceso ;) Aunque también se me ocurre que se podría hacer la tortilla con patatas de paquete (como aquí) con lo que el trabajo todavía sería mucho menos;)

Las cantidades os las pondré un poco a ojo, ya que depende del tamaño de las patatas, los huevos y los pimientos, pero bueno, cada uno ya sabe más o menos cuánto se come en su casa así que no creo que tengáis problema. Así que aquí os dejo cómo hago yo unos pimientos rellenos de tortilla :D

Ingredientes (para 3 pimientos aprox.):

-2 patatas medianas
-2 huevos
-1 pizca de sal
-1 chorrito de aceite
-1 chorrito de leche
-1 cebolla francesa
-3 pimientos italianos

Preparación:

Empezamos cortando el extremo grueso del pimiento, la cabeza, donde tiene todas las semillas, una vez abierto limpiamos bien por dentro para no dejar ninguna semilla. Reservamos.

Ahora pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en lonchas delgadas, cortamos la cebolla francesa en trocitos pequeños y la juntamos con las patatas. Las freímos o bien en freidora o en abundante aceite caliente en una sartén. Cuando empiecen a estar fritas pero todavía no estén crujientes las sacamos (esto va un poco al gusto de cada uno). Reservamos. Como os decía más arriba, nos podemos ahorrar este trabajo si hacemos la tortilla con patatas de paquete ;)

Batimos los huevos con la pizca de sal, un chorrito de aceite y un chorrito de leche. Añadimos las patatas y las vamos rompiendo con ayuda de un tenedor de madera, las deshacemos bien procurando que no queden cachos muy grandes de patata ya que si no no entrarían por la boca del pimiento. La mezcla debe quedar más bien espesa, ya que si queda muy líquida será difícil freír los pimientos con ese relleno.

Ahora ponemos una sartén al fuego, con un poco de aceite en el fondo, como un centímetro de aceite. Lo calentamos, y cuando ya esté caliente pasamos a hacer los pimientos, para ello, cogemos un pimiento, con ayuda de una cuchara rellenamos con la masa de tortilla, apretamos bien con la cuchara para que el relleno llegue a todo el pimiento y así como está lo ponemos boca abajo en la sartén, para que cuaje la tortilla por la boca del pimiento y luego no se salga. Lo dejamos así unos segundos, cuaja rápido al tener el aceite ya caliente.

Una vez haya cuajado esa parte, lo ponemos de forma normal en la sartén, sobre un costado y lo dejamos un poco, le vamos dando vuelta hasta que esté hecho por todos los lados y luego sacamos del fuego y servimos.

Ya veis que no tienen ninguna complicación, son ricos y además vistosos así que espero verlos en vuestras cocinas ;)

sábado, 6 de agosto de 2011

Helado extracremoso de chocolate

Sí, habéis leído bien, extracremoso, y para ser más exactos extrachocolatoso. Vamos que una delicia para los amantes del chocolate y también muy pero que muy aconsejable para todos los demás :D


Con estas cantidades que os pongo sale poca cantidad de helado, así que si vais a preparar el helado para más de 3 personas os aconsejo doblar o triplicar las cantidades, y aunque sobre, luego con quitarlo 15 minutos antes de comerlo del congelador ya vuelve a quedar extracremoso, así que vale la pena hacer de más y que sobre ;)

Este helado me ha encantado, y os aconsejo que si os gustan le añadáis trocitos de chocolate, chispas o gotas de chocolate al helado 5 minutos antes de que acabe de hacerse porque resultaría muy agradable encontrarse esos trozos crocantes en medio de la cremosidad del helado ;)

Ingredientes:

-100gr chocolate negro
-200ml nata
-200ml leche
-60gr azúcar
-2 yemas

Preparación:

Ponemos la leche junto a la nata en un cazo, añadimos la mitad del azúcar y ponemos a fuego medio, con cuidado de que no se queme, vamos removiendo de vez en cuando.

Mientras batimos las yemas con el resto del azúcar, os resultará algo difícil al ser sólo dos yemas con 30gr de azúcar pero batid lo que podáis.

Cuando la leche hierva la retiramos del fuego y la vertemos poco a poco en el bol de las yemas, en forma de hilo, a la vez que con la varilla de mano removemos para que no cuajen las yemas. Es muy importante no parar de batir ya que si no se nos cuajarían las yemas y no valdrían.

Una vez ya hemos añadimos toda la leche a las yemas volcamos la preparación en el cazo de nuevo y lo llevamos al fuego hasta que espese, no debe llegar a hervir, y tampoco va a espesar demasiado así que no os asustéis si os parece que no espesa, sí que lo hace pero no como una crema pastelera, evidentemente ;)

Una vez que haya espesado algo lo apartamos del fuego y le añadimos el chocolate troceado, removemos bien hasta que el chocolate se disuelva y luego dejamos enfriar en el frigo.

Una vez que esté frío lo pasamos a nuestra heladera y seguimos las instrucciones. Yo al próxima vez que lo haga como os decía añadiré unas gotas de chocolate 5 minutos antes de terminar el helado.

Cuando el helado esté hecho lo pasamos a un recipiente, y lo podemos comer ya o meterlo en el congelador media hora o una hora para que coja más consistencia.

jueves, 4 de agosto de 2011

Empanada de atún de mi abuela

Hoy os traigo la empanada que hace mi abuela, la semana pasada decidí recurrir a ella para que me enseñara a hacer empanada, porque quién mejor que tu propia abuela para aprender estas cosas ;)

Y al final resultó ser muy fácil, tan sólo hay que cogerle el punto a la masa, que tiene que quedar flexible, suave, no pegajosa, lisa... pero todo es ponerse, así que espero que con los pasos que os voy a dar os salga a la primera, aunque para estas cosas no hay nada mejor que aprender con alguien que ya sabe y que te diga cómo tiene que ser la textura, pero vamos, que es fácil, y el sabor es delicioso, nada que ver con las empanadas que nos venden en las panaderías :)



Yo la hice de atún porque es la empanada que más me gusta, pero claro está que vosotros podéis hacerla de carne, pollo, zamburiñas... al gusto de cada uno ;) Así que sin más os voy a poner la receta y espero que os animéis a hacerla en casa :D

Ingredientes (1 empanada de tamaño bandeja de horno):

-500gr harina
-1 huevo
-1 pizca de sal
-1 vaso de aceite (aprox.)
-2 cebollas grandes
-2 latas de atún
-1 pimiento morrón de lata o pimientos de piquillo de lata
-1 cucharadita de pimentón dulce
-1 huevo para pintar

Preparación:


[si queréis ver un vídeo de la preparación de la masa pinchad aquí]

Empezamos preparando el relleno, para ello picamos las cebollas bien pequeñas, podemos hacerlo con la picadora, pero si es así debemos tener cuidado de no picarlas mucho o se nos harán puré.

Una vez tenemos la cebolla picada ponemos el vaso de aceite a calentar en una sartén a fuego medio, cuando esté caliente añadimos la cebolla y una pizca de sal, dejamos que se poche. Si vemos que el aceite no cubre la cebolla debemos echar más aceite.

Cuando la cebolla adquiera un tono dorado añadimos la cucharadita de pimentón, removemos bien para que todo coja el color del pimentón, pochamos un par de minutos más y sacamos del fuego.

Ahora separamos la cebolla del aceite con ayuda de un colador, aplastamos bien la cebolla con un tenedor para que suelte todo el aceite que ha chupado. Reservamos el aceite, que se enfríe un poco. Y la cebolla la pasamos a un bol, le añadimos el atún desmenuzado y sin el jugo de la lata y removemos bien, probamos el relleno y rectificamos de sal si fuese necesario.

Ahora ya podemos pasar a hacer la masa. Para ello ponemos medio kilo de harina en nuestra superficie de trabajo, hacemos un hueco en el centro y ahí ponemos el huevo y la sal, vamos mezclando con las manos y recogiendo harina de los bordes, cuando ya se ha juntado el huevo con parte de la harina vamos añadiendo el aceite que hemos reservado, lo añadimos poco a poco y vamos integrando la harina, poco a poco, de los bordes hacia el centro.

Cuando ya hemos integrado toda la harina amasamos bien, posiblemente ya hayamos utilizado todo el aceite, debemos conservar el recipiente donde lo teníamos y ahí echaremos agua, se mezclará con los jugos del aceite y tendrá más sabor que si ponemos agua normal.

Seguimos amasando, la masa posiblemente esté seca, no sea elástica y se resquebraje algo. Por ello debemos aplastarla un poco con las manos, hacer como un hoyo en medio y añadir parte del agua (o aceite si nos queda) y seguimos amasando, al echar el agua veremos que la masa se vuelve pegajosa, se pega a las manos y la mesa, eso es buena señal, hay que seguir amasando y cuanto más amasemos la masa dejará de ser pegajosa. Llegados a este punto comprobamos si la masa es elástica y no se resquebraja, si no fuera así, repetimos lo de estirarla, hacer un pequeño hoyo y añadir agua, amasamos y se volverá pegajosa y seguimos amasando hasta que deje de ser pegajosa.

Yo tuve que añadir 3 veces agua, por eso digo que nos os preocupéis si no os sale a la primera, eso es normal, y no os agobiéis cuando empiece a ponerse pegajosa porque si seguimos amasando se vuelve a poner bien, es mágico, yo cuando vi cómo lo hacía mi abuela no me lo creía :)

Una vez que tenemos la masa la dejamos reposar 5 minutos tapado con papel de cocina (el tiempo de recoger un poco los cacharros y fregar). Pasado el tiempo separamos la masa en dos mitades iguales, a cada mitad le quitamos un cachito pequeño que es lo que usaremos para hacer la decoración.

Ahora cogemos una de las mitades y la estiramos bien, ponemos un poco de harina en la mesa de trabajo, con forma rectangular y de un grosor de 2 milímetros o así, cuando empiece a transparentar la masa es que ya está del grosor que necesitamos (claro que la podemos hacer más o menos gruesa según nuestro gusto).

Una vez que ya tenemos una parte estirada la pasaremos a la bandeja de horno que habremos preparado con papel antiadherente, la colocamos bien y estiramos bien todos los bordes, que sobresalgan algo de la bandeja, no importa.

Ponemos el relleno por toda la superficie de la masa sin llegar a los bordes, ponemos el pimiento morrón sin su jugo cortado en cachos o tiras (o los pimientos del piquillo) y reservamos.

Estiramos la otra mitad de la masa y la colocamos encima del relleno, estiramos bien los bordes para juntarlos con la masa de la masa y luego los enrrollamos los bordes haciendo la típica forma, con cuidado de dejarlos bien unidos para que no se despegue. Hacemos un hueco en el centro de la empanada que será lo que permitirá que salga el vapor durante la cocción. Luego, con el resto de la masa hacemos las decoraciones que más nos gusten.

Ahora solo queda pintarla con huevo batido y llevarla al horno a 180º durante 30 o 40 minutos, hasta que se vea bien dorada. Dejamos enfriar y degustamos (se puede comer caliente o templada, pero fría tiene mucho más sabor).



martes, 2 de agosto de 2011

Doughnuts al horno

Volvemos al mal tiempo por el norte, así que hoy os propongo encender el horno para preparar estos deliciosos doughnuts, otro desayuno que a mí me encanta :D Esta vez algo más light al hacerlos en el horno en lugar de freírlos, que para eso estamos en verano y hay que lucir bikini (si se puede... claro... jeje).

La preparación e ingredientes es más o menos como las otras recetas de doughnuts que hay en el blog, así que es muy fácil de trabajar y de hacer. Tan sólo comentar que la masa crece mucho y que hay que estar pendiente de no excederse en su levado u os pasará como a mí... que me olvidé de que estaban creciendo y cuando me di cuenta casi se les desaparece el agujerito!! jeje Pero de sabor riquísimos, y aguantan tiernos y esponjosos varios días, así que perfectos para hacer y desayunar varios días :D


De sabor son totalmente distintos a las otras recetas, los otros doughnuts saben como los comerciales, estos no, tienen ese toque del limón que resulta refrescante, no son nada empalagosos y quedan deliciosos pero con otro sabor particular, sin duda recomiendo probarlos también ;)

Ingredientes:

-200gr harina de fuerza
-200gr harina normal
-100gr azúcar
-180ml leche
-1 huevo
-1 cucharada de margarina derretida
-12gr levadura fresca
-Ralladura de 1/2 limón

Preparación:

Mezclar las harinas, con el azúcar y la ralladura de limón en un bol.

Hacemos un hueco, un volcán y echamos la leche con la levadura disuelta en ella, el huevo y la margarina. Amasamos bien, poco a poco, incorporando toda la harina, cuando tengamos una masa manejable, no pegajosa, entonces hacemos una bola, la ponemos en un bol tapada con un trapo y la dejamos levar una hora y media o hasta que doble su volumen (para hacerlo más rápido levar en el horno caliente pero apagado, temperatura nunca superior a 30º).

Cuando al masa haya crecido desgasificamos y la estiramos hasta un dedo de grosor, cortamos en forma de doughnuts y los vamos colocando en una bandeja con papel de horno. Los dejamos levar nuevamente, pero esta vez menos tiempo, entre 15 y 30 minutos, dependiendo del calor que haga. Deben crecer un poco pero no expandirse completamente porque en el horno seguirán creciendo.

Y ahora los metemos al horno a 180º durante 10 o 12 minutos en función del tamaño de los douhnuts. Yo los meto sin precalentar el horno porque los dejo crecer en él, pero podéis precalentarlo y luego meter los doughnuts.

Ya sabéis lo que me gusta el chocolate, así que a mí ración les echo chocolate derretido, a los de mis padres los dejo tal cual, pero para mí el chocolate que no falte ;)


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails