domingo, 31 de marzo de 2013

Mona de pascua

Como no podía ser de otra forma hoy toca enseñaros la mona de pascua, pero no las típicas que se ven por ahí con limón, naranja... no, la mona de pascua que se come de donde soy originaria. Es una mona hecha con manteca, el sabor predominante, por tanto, es la manteca. Que yo sepa no lleva ningún otro aromatizante. Es una mona con miga prieta pero que se deshace en la boca, con costra crujiente, redonda, no una rosca, y con uno o más huevos cocidos en medio en función del tamaño. En esta ocasión teñí los huevos porque quedan más vistosos, pero la mona que se vende aquí no lleva huevos teñidos, simplemente cocidos. Es típico que los padrinos o madrinas se la regalen a sus ahijados para que éstos vayan a bendecirla el domingo de Pascua a la iglesia y después degustarla toda la familia junta tras la comida. La verdad es que no puedo decir mucho más de ella, ni de donde viene esta tradición justo en esta zona, ni mucho más acerca de sus ingredientes porque lo desconozco. La receta, de hecho, es totalmente inventada... y hasta que corté la mona no sabía si sería comestible, pero sí, es comestible! Y muy rica, con esa miga que se deshace en la boca :) Aún se puede perfeccionar más, pero de momento os dejo esta, y el año que viene ya se verá ;)



Ingredientes (2 monas pequeñas):

-100ml leche
-100gr manteca de vaca
-350gr harina de fuerza
-12gr levadura fresca
-80gr azúcar
-1 huevo
-1 pizca de sal

-Huevo para pintar
-Azúcar con agua para espolvorear
-Manteca para el hueco
-Huevos cocidos

Preparación:

Hay que hacerla con antelación. Para tenerla lista esta mañana la empecé a hacer ayer a mediodía, los tiempos de levado se pueden acortar, pero yo prefiero hacerlo así.

En un bol mezclamos la harina con el azúcar y la sal. Hacemos un hueco y echamos el huevo, la manteca derretida (no caliente, templada) y la leche. Añadimos la levadura desmigada y comenzamos a amasar. Nos tiene que quedar una masa grasa por la manteca, pero no pegajosa, podéis añadir 10 o 20 gramos más de harina al final del amasado si todavía está algo pegajosa. Cuando tengamos la masa formada la ponemos en un bol y la cubrimos con un trapo, la dejamos reposar 3 horas en un lugar cálido y sin corrientes.

Pasado el tiempo desgasificamos, amasamos de nuevo un poco, formamos una bola, la llevamos al bol cubierta con el trapo y a reposar otras tres horas.

A continuación, desgasificamos de nuevo la masa. Dividimos en dos partes, formamos una bola con cada parte, aplastamos ligeramente el centro (donde irá el huevo) y las ponemos sobre una bandeja de horno con papel antiadherente. Deben doblar el volumen (yo las dejé 8-9 horas, toda la noche, a temperatura ambiente en un lugar sin corrientes).

Cuando hayan crecido (no os asustéis si quedan con arrugas y un poco fofas, no es una masa típica de pan, queda un poco "deforme") pintamos las monas con huevo batido, mezclamos un poco de azúcar con un par de gotas de agua y se lo ponemos por encima. Ponemos dos trocitos de manteca en el hueco donde irá el huevo, y por último ponemos cada huevo en su mona. Cuando el horno esté caliente (180º) metemos las monas y las horneamos 20 minutos. Si a mitad de cocción las monas ya están doradas las cubrimos con papel de aluminio y terminamos de hornear así. Una vez listas las dejamos enfriar sobre una rejilla y cuando estén frías ya se podrán comer :)

jueves, 28 de marzo de 2013

Doughnuts de chocolate al horno

Buenos días! Vamos con otra recetilla, ya en plena Semana Santa y con todo el mundo en casa, así podemos disfrutar más de la cocina y nuestra familia y amigos de nuestros postres :) Para ello os dejo estos doughnuts, al horno lo que los hace más sanos, pero no esperéis que sepan como los comerciales, no es eso lo que buscaba con estos doughnuts. Son esponjosos, con un ligero sabor a chocolate y no muy dulces, el poco dulzor de la masa se compensa luego con el doble glaseado (uno normal y otro de chocolate). Pero si sois muy golosos podéis aumentar la cantidad de azúcar en la masa ;) Salen unos 8-9 doughnuts con sus agujeros (y algún agujero más para aprovechar la masa), me parecen unas cantidades ideales para un momento de capricho o de invitados, así no sobrarán, nos los comeremos todos!!!



Ingredientes:

-140gr harina de fuerza
-50gr harina integral
-50gr harina normal
-20gr salvado de avena
-60gr azúcar
-50ml leche
-1 huevo
-1 cucharada de margarina derretida
-12gr levadura fresca
-1 cucharada de cacao puro en polvo

Preparación:

En un bol mezclamos la harina de fuerza, la harina integral, la harina nomal, el salvado de avena, el cacao y el azúcar.

Hacemos un hueco en medio formando un volcán y echamos la margarina, el huevo, la levadura fresca desmigada y la leche (en este orden). Amasamos hasta tener una masa homogénea y ligeramente pegajosa. Cuando tengamos una masa uniforme formamos una bola y la dejamos reposar un mínimo de hora y media, hasta que doble su volumen, en un lugar cálido.

Pasado el tiempo cogemos nuestra masa, amasamos un par de veces y la estiramos con ayuda de un rodillo. Cortamos nuestros doughnuts (volvemos a amasar y cortar si es necesario) y los vamos poniendo en una bandeja de horno con papel antiadherente.

Ahora tenemos que dejar que doble el volumen de nuevo, unos 30 o 45 minutos, dependiendo del calor que haga en el sitio donde los dejemos a levar.

Cuando ya hayan crecido los suficiente los llevamos al horno (sin precalentar) a 180º durante 15 o 20 minutos, se tienen que dorar ligeramente para que no queden muy duros.

Los ponemos en una rejilla a enfriar, preparamos un glaseado de agua y azúcar a partes iguales, calentamos el agua en el micro, echamos el azúcar y removemos hasta que se disuelva. Entonces tenemos dos opciones: sumergir los doughnuts en el glaseado (cuidado, no debemos sumergirlos más que uno o dos segundos porque si no chuparán el glaseado y no quedarán esponjosos en el interior) o bien utilizar un pincel de silicona e ir impregnándolos de glaseado.

Cuando estén ya cubiertos derretimos chocolate negro y sumergimos la parte superior de los doughnuts en él. Decoramos con coco o fideos de colores y dejamos que se endurezca el chocolate, y ya tendremos listos nuestros doughuts :)

lunes, 25 de marzo de 2013

Cupcakes de fresas y coco

Nuevamente cupcakes, nuevamente coco, nuevamente fresas... pero esta vez todo combinado! Y la combinación no podía resultar más exquisita. Fresas naturales, aprovechando que ya empezamos a tenerlas en los supermercados, que introducidas en el bizcocho aportan un plus de sabor y frescor al cupcake. Los trocitos de fresa hacen que quieras comer uno tras otro sin parar porque no resultan empalagosos. La leche de coco aporta una textura maravillosa al bizcocho a la par que un sabor particular, y los trozos de coco rallado más de lo mismo. La cobertura de gelatina siempre queda bien, y con estos cupcakes todavía más, resulta fresca, dulce y ligeramente ácida. No resulta nada empalagosa, y el coco rallado por encima no da sabor, pero sí una presencia agradable y bonita. Vamos, que no quedó ni uno! Así que corre a la cocina a prepararlos porque son de los mejores cupcakes que han salido de mis manos :)



Ingredientes (aprox. 20 cupcakes):

-2 huevos
-110gr margarina
-250gr harina
-200ml leche de coco
-180gr azúcar
-15gr coco rallado
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato
-Fresas cortadas en cubitos pequeños

-200ml nata de postre
-1/2 sobre de gelatina de fresa
-Coco rallado para espolvorear

Preparación:

Comenzamos por la base de los cupcakes. En un bol batimos la margarina blanda con el azúcar hasta que esté cremoso. Añadimos entonces los huevos, de uno en uno y batiendo entre cada adición. Añadimos la levadura y el bicarbonato y batimos para integrarlos.

Ahora añadimos la harina y la leche de coco alterándolas y batiendo cada vez (harina, batir, leche, batir, harina, batir...).

Finalmente añadimos las fresas a cubitos y el coco rallado, incorporamos ambos ingredientes con una lengua de gato.

Ponemos los papeles para cupcakes en el molde. Añadimos la masa, llenamos las cápsulas hasta la mitad si tenéis molde para cupcakes (hasta las 3/4 partes si los horneáis en flaneras desechables). Llevamos al horno precalentado a 180º durante 15 minutos.

Cuando estén listos (lo sabemos si al pinchar con un palillo sale limpio) los ponemos a enfriar sobre una rejilla.

Para hacer la cobertura ponemos la nata en un bol, añadimos la mitad del sobre de gelatina y comenzamos a montarla con una batidora eléctrica hasta que esté bien fuerte.

Cuando los cupcakes estén fríos los decoramos con la cobertura con la ayuda de una manga pastelera, espolvoreamos el coco rallado por encima y... a comeeeeer :D

jueves, 21 de marzo de 2013

Tortitas con avena integrales

Buenos y, de nuevo, lluviosos días! Hoy os invito a desayunar para calentar el alma y el paladar, y porqué no, para empezar el día de la mejor manera posible, con buen humor y el estómago lleno :) Y lleno de tortitas, que aún produce más felicidad si cabe, o por lo menos a mí, jeje. Si hay algo que me gusta del fin de semana es el tiempo que tengo para meterme en la cocina y preparar todo lo que la imaginación me regala, este fin de semana, entre otras cosas, he preparado estas tortitas que han sido mi desayuno del domingo. Ya veis que últimamente intento incluir más fibra en mi dieta, hace poco leí en un blog (no recuerdo cuál...) que la harina de trigo normal que utilizamos para cocinar sólo aporta calorías vacías, como el alcohol, y ningún nutriente. Así que me dispuse a cambiar esto, ¿porqué no emplear una parte de harina integral? O incorporar salvado, el de avena me encanta. Así que a ello me dispuse, y estas tortitas son el resultado. Tortitas grandes, como a mí me gustan, bien hinchadas por la levadura, con ese sabor característico de la harina integral y un toque semicrujiente de los copos de avena, y cómo no, acompañadas de mermelada de kiwi, para mí imprescindible :) Son unas tortitas contundentes, no nos engañemos, pero merece la pena probarlas, ¡os lo aseguro!



Ingredientes (8 tortitas aprox.):

-150ml leche
-100gr harina integral
-50gr harina normal
-20gr salvado de avena
-1 huevo
-2 cucharadas de azúcar
-2 cucharaditas de levadura
-1 cucharadita de aroma de vainilla
-Copos de avena

Preparación:

Batimos el huevo con el azúcar, añadimos la levadura, el aroma y el salvado y batimos de nuevo.

Añadimos la harina de trigo normal y batimos, añadimos la mitad de la leche y batimos hasta incorporarla, añadimos la mitad de la harina y batimos, y seguimos con la leche restante y luego lo que queda de harina.

Cuando tengamos la masa lista ponemos la plancha a calentar, ya caliente tenemos tres opciones para hacer nuestras tortitas: margarina, mantequilla o aceite de oliva. Estas grasas se utilizan simplemente para que la tortita no se pegue a la plancha, así que podéis escoger la que prefiráis, normalmente utilizo margarina o aceite, en este caso aceite de oliva (no, no saben después a aceite las tortitas, os lo juro!!).

Así que con la plancha caliente y untada de nuestra grasa, en mi caso aceite, ponemos un par de cucharadas de masa (no os paséis que ella se extiende solita). El fuego no debe estar al máximo, debe estar a una temperatura media. Cuando empiece a burbujear añadimos los copos de avena, los espolvoreamos por encima de la tortita, y después, con ayuda de una buena paleta le damos la vuelta a la tortita. Dejamos que se haga por el otro lado uno o dos minutos y listo. Procedemos de la misma forma con el resto.

Para degustarlas, infinitas posibilidades, a mí me gusta servirme una torre como la que veis, untada con una buena capa de mermelada de kiwi y acompañada de un zumito de naranja recién exprimido y café con leche, pocas veces estoy tan cerca del cielo como con este desayuno ;)

lunes, 18 de marzo de 2013

Muffins de chocolate y coco integrales

Buenos días! Empecemos la semana con estos deliciosos muffins, integrales para aportar fibra al organismo. Con chocolate para mejorar nuestro estado de ánimo. Y con coco ¡para darle un toque exótico! Quedan unos muffins muy ricos, con intenso sabor a chocolate y un ligero aroma a coco, así que los no amantes del coco podéis probarlos ya que no se nota en exceso. La harina integral crea una textura maravillosa, son unos muffins compactos pero aireados, muy jugosos, mejor si los guardamos en una lata y de un día para otro. Junto con un vaso de leche bien fresquita son una gran merienda o desayuno, para niños, mayores y "más mayores" :)



Ingredientes (10 muffins):

-2 cucharadas de aceite de oliva
-150gr harina normal
-100gr harina integral
-3 cucharadas de cacao
-100gr azúcar
-50gr azúcar moreno
-30gr coco rallado
-1/2 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de bicarbonato
-200ml leche de coco
-2 huevos
-Pepitas de chocolate

Preparación:

Ponemos en un bol las harinas, los azúcares, el coco rallado, la levadura, el bicarbonato y el cacao. Removemos bien para mezclarlos.

En otro bol batimos los huevos, añadimos el aceite y la leche de coco y batimos. Echamos los líquidos sobre los sólidos. Con una lengua de gato mezclamos los ingredientes en un máximo de 15 movimientos.

Repartimos la masa en nuestros moldes, echamos pepitas de chocolate por encima y llevamos al horno precalentado a 180º durante 20 minutos aproximadamente.

Enfriamos en una rejilla y a disfrutar :)

viernes, 15 de marzo de 2013

Cupcakes de fresa y chocolate blanco (con nesquik)


Buenos días! Seguimos con fresa, pero esta vez sin llevar fresas de verdad (ooohhhh!!). Tranquilos, aunque no lleven fruta... siguen estando buenísimos!!! Os diré una cosa, si tuviésemos que dar nombre a estos cupcakes se llamarían Cupcakes Frigopie, ¿por qué? Pues porque tengo una amiga que en cuanto probó la cobertura dijo que sabía a Frigopie, que era tal cual esos helados, y no hubo quien desmontase su teoría. El caso es que están muuuy ricos, todo el mundo dio buena cuenta de ellos. Eso sí, no apto para los poco dulces... a mí me gusta el dulce, y estaban muy buenos... pero son muuuuy dulces!! Para los niños me parecen geniales, seguro que su sabor triunfa, y para los mayores... creedme que también triunfarán! :)



Ingredientes (12 cupcakes):

-2 huevos
-100gr azúcar
-125gr margarina
-100gr harina
-30gr nesquik fresa
-1 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de bicarbonato

-180gr chocolate blanco de cobertura
-40gr nesquik fresa
-200ml nata para postres

Preparación:

Batimos la margrina (blanda) junto con el azúcar hasta que esté cremoso. Añadimos los huevos de uno en uno y batimos entre cada adición. Añadimos la levadura, el bicarbonato y el nesquik y batimos bien para incorporarlos. Por último, añadimos la harina y batimos nuevamente.

Echamos la masa en los moldes y llevamos al horno precalentado a 180º durante aproximadamente 15 minutos. Cuando estén listos los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura ponemos la nata a hervir en un cazo, cuando hierva la apartamos del fuego, añadimos el chocolate troceado y removemos hasta su disolución. Añadimos entonces el nesquik y dejamos enfriar. Lo pasamos a un bol amplio y lo llevamos a la nevera una hora o más, pasado el tiempo lo batimos con una batidora eléctrica hasta que esté cremoso (queda casi como nata montada). Lo ponemos en una manga pastelera y lo dejamos en el frigorífico 20 minutos o hasta que la crema cuaje un poco más.

Decoramos los cupcakes y listos para comer :)

lunes, 11 de marzo de 2013

Rotolo alle fragole (rollo de fresas con nata)

No sabía si publicarla hoy o no... porque llueve, y quizá este postre lo veo más para el buen tiempo. Lo hice este fin de semana aprovechando un rayo de sol que nos visitó. Sólo tengo que decir que es delicioso, el bizcocho sin duda me encanta, es adaptado del libro "Torte e cupcake" de Marina Neri, todos los bizcochos de este libro son impresionantes. El que os traigo hoy, en concreto, es de los que a mí me gusta, compacto pero que se deshace en la boca, suave al tacto... delicioso! Y además con el aroma de mantequilla-vainilla del Lidl, los recomiendo al 100%, éste en concreto es delicioso, y ya el relleno... qué decir, a pocas personas conozco que no les gusten las fresas con nata! Así que no os entretengo más y os dejo con la receta, probazla porque vale la pena, os lo aseguro! :)



Ingredientes:

-150gr harina
-1 cucharadita de levadura
-3 huevos
-100gr azúcar
-30gr margarina fundida
-1/2 cucharadita aroma butter-vanille

-300-400gr fresas
-200ml nata
-2 cucharadas de azúcar
-2 cucharadas de leche en polvo

Preparación:

Comenzamos por el bizcocho, en un bol montamos los huevos con el azúcar con la batidora eléctrica hasta que blanqueen y tripliquen el volumen. Entonces añadimos la levadura y la mitad de la harina, la integramos con una lengua de gato con movimientos envolventes, y añadimos el resto de la harina con movimientos envolventes.

Ahora añadimos la margarina fundida y el aroma (si no tenéis ese aroma podéis añadir otro que os guste). Con movimientos envolventes mezclamos bien la masa hasta que quede homogénea. Entonces echamos la masa sobre la bandeja de horno cubierta con papel antiadherente y llevamos al horno precalentado a 200º durante 8 minutos aproximadamente.

Cuando el bizcocho esté listo lo sacamos del horno, lo ponemos boca abajo sobre un trapo húmedo, quitamos el papel de horno y lo enrollamos. Reservamos.

Preparamos el relleno, para ello, ponemos la nata, el azúcar y la leche en polvo en un bol, y montamos la nata hasta que esté bien firme. Reservamos.

Cortamos las fresas en dados más bien pequeños para que no sea difícil enrollar el bizcocho. Reservamos.

Cuando el bizcocho esté frío lo desenrollamos, le untamos la nata por toda la superficie, dejando un trocito sin cubrir del final, donde terminaremos de enrollar, para que no se salga el relleno. Encima colocamos las fresas, y comenzamos a enrollar ayudándonos del trapo. Lo pasamos a la fuente donde vayamos a servir, cortamos los extremos (opcional) para que quede el corte más bonito. Y espolvoreamos con azúcar glass para darle un último toque de dulzor y una presencia más bonita.

Se puede comer ya, pero después de un par de horas en la nevera está todavía más bueno :)


Receta del bizcocho adaptada de: Torte e Cupcake. Marina Neri

lunes, 4 de marzo de 2013

Pastel de chocolate (sin huevo y sin leche)

Buenos días! Volvemos con otra receta, y ya tengo alguna más en la recámara! Hay que ver... con la de tiempo que he dejado apartado el blog... y parece que ahora vuelvo con más ganas que nunca!! No sé si será que vuelve a hacer sol (aunque hoy ya esté nublado...) o si es que por fin he recuperado las energías perdidas durante los exámenes, sea lo que sea, bienvenido! Así que os pongo otra receta, sí, otra con chocolate, pero como el día está un poco pocho pues hay que compensar, y la mejor manera de compensar ya sabéis cuál es... CHOCOLATE! :)



Ingredientes:

-195gr harina
-200gr azúcar
-25gr cacao en polvo
-1 cucharadita de levadura
-3/4 cucharadita de bicarbonato
-1/4 cucharadita de sal
-75gr mantequilla derretida
-240ml agua

-200ml nata de postres
-200gr chocolate negro

Preparación:

Necesitamos un molde cuadrado de 20 centímetros, o uno rectangular de la misma capacidad más o menos.

En un bol mezclamos la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato, el azúcar y la sal.

Templamos el agua (unos segundos en el microondas serán suficientes) y la echamos en el bol, junto con la mantequilla derretida.

Ahora toca remover muy bien, con una varilla de mano, hasta que no queden grumos y obtengamos una masa homogénea. No resulta muy espesa, así que no os asustéis, todo va bien ;)

Echamos en nuestro molde (untado con mantequilla y harina para que no se pegue) y llevamos al horno a 180º (precalentado) durante 30 o 40 minutos, en función del molde.

Mientras lo tenemos en el horno podemos preparar la cobertura, que no es más que fundir la nata y el chocolate troceado en el microondas, ambas cosas a la vez, y removiendo cada 15 o 30 segundos para que no se queme el chocolate. Cuando esté derretido y tengamos una crema homogénea la dejamos a parte.

Cuando el bizcocho salga del horno lo dejamos enfriar 15 minutos, y a continuación le añadimos la cobertura (si se endureció un poco la capa superior no tenemos más que remover un poco y listo), y dejamos que enfríe a temperatura ambiente, cuando esté frío lo metemos un rato en la nevera para que cuaje bien (una o dos horas es más que suficiente), y ya lo podemos comer, aunque yo recomiendo guardarlo bien (en un tupper o lata) y comerlo al día siguiente, está muuuucho más jugoso y se realza el sabor del chocolate :D

La receta, no es mía (más quisiera! jeje), la vi en el blog de Beatriz, Sin salir de mi cocina, y fue amor a primera vista, no sé si por el chocolate o por las fotos (ñam ñam), y además ella fue la mar de simpática ya que tenía algunas dudas y me respondió al instante, así que pasaos por su blog que no tiene desperdicio! :)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails