jueves, 31 de diciembre de 2015

Cheesecake de Navidad (con nocilla blanca y especias de Navidad)

Buenos días!!! Penúltimo día del año y última receta del 2015. Han pasado multitud de cosas este año, muchos cambios en tan solo 12 meses... casi se podría decir que bajé a los infiernos, subí al cielo y caí en la tierra... vamos, que he pasado por todos los estados habidos y por haber... A veces echo tanto de menos el blog!!! Cocinar, cocinar y cocinar, probar y probar sólo para publicar... y tener tiempo para visitar los blogs amigos y conocidos, aprender recetas nuevas y buscar inspiración... Pero ya no hay tiempo... Así que hoy os traigo una deliciosa tarta con la que celebré la Navidad con mis amigos, como cada año. Os podría servir para la noche de mañana perfectamente ya que es mejor prepararla con un día de antelación (aunque yo la hice para esa misma noche y quedó muy bien), además, es muy sencilla y los ingredientes son bastante básicos y seguro que los tenéis en casa. Espero que disfrutéis de la última noche del año y que empecéis 2016 con buen pie :)



Ingredientes para las especias de Navidad:

-1 cucharadita de canela
-1 cucharadita de jengibre
-1/2 cucharadita de anís estrellado
-1/2 cucharadita de clavo
-1/2 cucharadita de nuez moscada

Preparación:

Lo ideal es tener todas las especias en polvo, así será sólo cuestión de mezclarlas y guardarlas en un tarro para que se conserven. Si no las tenéis en polvo, en mi caso el clavo y la nuez moscada no eran en polvo, es tan sencillo como picarlas con un molinillo de café hasta hacerlas polvo.

Ingredientes para la tarta:

-1/2 rulo galletas digestive (u otras que os gusten)
-1 cucharadita de especias de Navidad
-2 cucharadas de margarina

-190gr nocilla blanca
-500gr queso mascarpone
-200ml nata para montar
-100ml leche
-2 cucharaditas de especias de Navidad
-6gr gelatina en láminas

Preparación:

Ponemos en una bolsa las galletas con las especias, pasamos un rodillo por encima hasta deshacerlas por completo. Mezclamos con la margarina hasta tener una pasta como arena mojada.

Forramos el molde con papel antiadherente, cubrimos la base con la pasta de galletas y la llevamos a la nevera.

Ponemos la gelatina a remojar en agua.

En un cazo ponemos la leche, la nata, las especias y la nocilla. Lo llevamos al fuego hasta que la nocilla se haya disuelto por completo, para ello nos ayudaremos de unas varillas de mano. La mezcla debe estar caliente pero no debe hervir nunca.

Cuando la nocilla se haya disuelto separamos del fuego y añadimos la gelatina escurrida. Batimos bien hasta que se haya disuelto completamente y entonces añadimos el mascarpone. Batimos bien hasta que quede una crema homogénea.

Echamos la crema sobre la base de galletas y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Luego la pasamos a la nevera un mínimo de 4 horas. Podéis acelerar el proceso de enfriado metiéndola en el congelador.

Para decorar utilicé chocolate blanco y negro fundidos, cada uno en una manga pastelera a la que le recorté la punta para conseguir hilos finos de chocolate.

Espero que os guste, nosotros en la cena no dejamos ni las migas!! :)

lunes, 21 de diciembre de 2015

Pandoro italiano

Buenos días!! Hoy os traigo el que es mi dulce favorito de Navidad!! El pandoro italiano!!! Me encanta su sabor, su textura, su aroma... todo!! El tradicional es el que más me gusta, como el que os traigo hoy, sin relleno, apreciando la esponjosidad de la miga... pero el relleno de chocolate o nutella también me vuelve loca!! jeje La receta es de las hermanas Simili, podéis encontrar su libro de panes y dulces en español ya que el año pasado hicieron la traducción del mismo. El proceso de elaboración del pandoro lleva tiempo, pero no es nada complejo. Lo más difícil es el hojaldrado, pero con un poco de paciencia se hace sin problemas, la clave está en no dejar muy fina la capa de masa para que la mantequilla no la traspase, pero teniendo eso en cuenta el resto está "chupado" ;) Y el resultado os aseguro que es impresionante, nada que ver con los comerciales, muchísimo más aroma y sabor, más esponjoso, más suave... y a mí se me pasó un poco de fermentación así que todavía más suave, jejeje. Espero que lo probéis para disfrutarlo vosotros o para vuestros invitados porque no dejará a nadie indiferente y resulta ideal para celebrar estas fiestas :D



Os voy poniendo ingredientes y preparación por partes, para que os resulte más fácil seguir la receta ;)

-15gr levadura fresca
-60gr agua templada
-50gr harina panadera
-1 cucharada de azúcar
-1 yema

Deshacer la levadura en el agua, añadir el resto de ingredientes y batir hasta que quede una crema lisa y homogénea. Lo cubrimos con papel film y dejamos reposar durante 1 hora.

1ª masa

-200gr harina panadera
-3gr levadura fresca
-25gr azúcar
-30gr mantequilla
-2 cucharaditas de agua
-1 huevo M

A la masa anterior le añadimos la levadura disuelta en el agua, el azúcar, la harina y el huevo. Mezclamos bien y batimos para juntarlo todo. Ahora añadimos la mantequilla en pomada (podéis dejarla a temperatura ambiente desde la noche anterior o bien calentarla unos segundos en el microondas). Amasamos hasta que se mezcle completamente. Cubrimos con papel film y dejamos reposar 45 minutos en un lugar cálido o tanto tiempo como sea necesario para que duplique su volumen.

2ª masa

-200gr harina panadera
-100gr azúcar
-2 huevos M
-1 cucharadita de sal
-1 vaina de vainilla
-140gr de mantequilla en punto pomada para el hojaldrado

Añadimos la harina, el azucar, los huevos y la sal a la masa anterior. Mezclamos bien y amasamos ligeramente.

Abrimos la vaina de vainilla a la mitad y con ayuda de un cuchillo sacamos las semillas, las unimos a la masa y amasamos. Debe quedar una masa suave, homogénea y algo pegajosa. Cubrir con papel film y dejar reposar una hora y media.

Pasado el tiempo llevar la masa a la nevera durante 30 minutos.

Cuando la masa esté fría es hora de trabajarla, enharinamos la superficie de trabajo y ponemos la masa sobre ella, es necesario que, si la masa os quedó bastante pegajosa, añadáis bastante harina ahora para que no se pegue a la mesa.

Estiramos la masa hasta formar un cuadrado de dos dedos de grosor. Ponemos la mantequilla  bien blandita en el medio del cuadrado, plegamos las cuatro esquinas sobre el centro del cuadrado, de tal forma que la mantequilla quede encerrada como si fuese un paquete. Estiramos ligeramente con el rodillo la masa hasta formar un rectángulo, no ejerzáis demasiada presión o se saldrá la mantequilla. Ese rectángulo lo plegamos en tres, el lado derecho hacia el centro y el izquierdo sobre éste. Lo llevamos a la nevera 15 minutos. Este estirado y plegado lo repetiremos 3 veces más, con reposos de 15 minutos entre cada uno.

Cuando ya tenemos hecho el hojaldrado y después de ese último reposo, hacemos una bola con la masa, boleándola sobre la mesa, y la ponemos en un molde para pandoro bien engrasado (con mantequilla) para facilitar el desmoldado (untadlo con una generosa capa de mantequilla). Cuando metáis la masa en el molde, la parte lisa y redonda de la bola que hemos hecho debe ir hacia abajo, que será la parte superior de nuestro pandoro una vez desmoldado.

Es el momento de dejarlo levar hasta que llegue al borde del molde, importante darle tiempo en esta fase, pueden ser 2 horas o pueden ser 6. Lo importante es no tener prisa para que el resultado sea óptimo. Si no lo dejáis crecer lo suficiente os quedará prieto y duro como una piedra.

Cuando haya crecido lo llevamos al horno precalentado a 170º durante 25-40 minutos. Para saber si está hecho basta con insertar un cake tester o un palo de brocheta y que salga sin restos de masa.

Cuando esté listo lo desmoldamos, sin esperar a que enfríe, y lo ponemos sobre una rejilla. Se puede comer tal cual (como más me gusta) o con una capa de azúcar glass de vainilla.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Bollos de Santa Lucía (Lussekatter)

Buenos días!!! Hoy es Santa Lucía y en Suecia y el resto de países escandinavos es la fecha que marca el inicio de las fiestas navideñas. Santa Lucía fue una santa italiana, de la que se narran diferentes historias, la versión más católica dice que fue acusada de cristiana (lo que estaba prohibido en su época) y como castigo le arrancaron los ojos (de ahí la forma de los bollos). Pero también hay otras leyendas más paganas que dicen que representa la luz y el calor, que fue defensora de los niños y muchas historias más. En Suecia se celebra una gran fiesta con diferentes eventos y lo que no falta en ninguna casa son estos bollos de azafrán o lussekatter. Yo he utilizado la receta que Akane publicó en Directo al Paladar, es super sencilla y quedan unos bollos muy muy ricos; ideales para comer en el día, aunque si os sobran al día siguiente podéis partirlos en dos y tostarlos, con un poco de mantequilla están deliciosos!! :D



Ingredientes (8 bollitos):

-125ml leche
-10gr levadura fresca
-50gr mantequilla
-250gr harina panadera
-1/4 cucharadita de sal
-25gr azúcar
-Hebras de azafrán
-Pasas
-Leche para pincelar los bollos

Preparación:

Calentamos la leche ligeramente, hasta templarla, no debe pasar de 30º. Le añadimos las hebras de azafrán y dejamos reposar.

En un bol ponemos la harina, la sal, el azúcar y la levadura desmenuzada. Mezclamos todo bien. Hacemos un volcán en el medio y añadimos la mantequilla derretida y la leche. Amasamos hasta que nos quede una masa homogénea y suave. Veréis que no es nada difícil de trabajar. Cuando la tengamos la dejamos en un bol cubierta con papel film y esperamos a que doble su volumen (hora y media o dos horas).

Pasado el tiempo desgasificamos ligeramente la masa. Cortamos en 8 porciones iguales y las estiramos haciendo un cordón. Enrollamos un extremo del cordón hacia fuera, y el otro a la vez hacia dentro, hasta que se junten en el medio. Ponemos el bollo en una bandeja de horno sobre papel vegetal y hacemos lo mismo con el resto.

Los dejamos reposar 45 minutos o 1 hora, hasta que hayan crecido bastante. Entonces le ponemos una pasa en cada extremo del bollo, donde hemos enrollado la masa. Los pincelamos con leche (o con huevo si lo preferís) y los llevamos al horno a 180º (precalentado) durante 15-20 minutos. Una vez listos los ponemos a enfriar sobre una rejilla y ya estarán listos para comer.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails